Seleccionar página

Meditación Mindfulness de la Respiración

 

Naturaleza de las Sensaciones

 

Aceptación de las Emociones

Meditación de la Auto-Compasión

Audios gratuitos de Meditaciones Guiadas

He preparado estos cuatro audios de Meditaciones Guiadas gratuitas con la esperanza de que sean de utilidad y de vuestro agrado.

Todavía se hace muy difícil encontrar en la red meditaciones de calidad, aptas para el trabajo psicológico, que se ajusten a la Terapia Cognitivo-Conductual con Mindfulness integrado y a las terapias psicológicas de tercera generación o de tercera ola -Terapias contextuales- y muy especialmente a la Terapia de Aceptación y Compromiso.  Por eso he querido ofrecer estas meditaciones guiadas, inspiradas en meditaciones de influyentes autores especializados en la meditación aplicada a la psicología. Como podrán apreciar, son meditaciones totalmente laicas, es decir,  no adscritas a cultos ni religiones particulares, por lo que pueden ser beneficiosas para todo el mundo independientemente de sus creencias.

Algunos beneficios de la meditación

  • -Agudización de la atención
  • -Control de los impulsos
  • -Auto-control
  • -Auto-conocimiento
  • -Entendimiento y observación de la naturaleza de la mente, y de las relaciones entre sensaciones, emociones y pensamientos. Es decir, conocer porque se piensa lo que se piensa, qué se siente cuando se piensa, qué se piensa cuando se siente,etc.
  • -Control de las emociones
  • -Eliminación de la ansiedad
  • -Relajación
  • -Consciencia
  • -Ecuanimidad
  • -Vivenciar en el presente, y no solamente en el pasado o el futuro
  • -Revisar las creencias
  • -Sanar heridas por experiencias vividas en el pasado y que en el presente todavía nos están afectando de manera dañina.
  • -Acabar con los patrones rígidos de conducta. Dejar de reaccionar en determinadas situaciones de aquella manera contraproducente para nosotros mismos, y establecer nuevas formas de interactuar con nuestras situaciones vitales
  • – Acercarte más a la persona que quieres ser, a tu yo ideal
  • -Poderte dirigir hacia aquello que te importa

Todas estas utilidades hacen de la  meditación el complemento ideal para la terapia psicológica. Tal vez por eso, ha estado tan presente en la psicología desde la época del auge de las terapias humanistas, hasta nuestros días, retomado e incorporado en las intervenciones conitivo-conductuales, y especialmente presente en las terapias conductuales de tercera generación -bajo el prisma del conductismo radical y el contextualismo funcional-.

 

¿Meditaciones Laicas?

La tradición es tradición porque generalmente, en ella hay cosas que funcionan y son útiles para el bienestar humano, el problema, es que también incorporan muchas otras cosas que no lo son.

Efectivamente la meditación ha estado presente en tradiciones milenarias, y probablemente ha estado un elemento que se ha mantenido por sus enormes beneficios terapéuticos.

Hoy, desde la ciencia psicológica, se ha podido estudiar cuáles son las partes de la meditación empleadas en la tradición que sabemos seguro que sí funcionan, es decir, que traen ganancias en el nivel de bienestar. Además, desde la psicología, ciencia que estudia la conducta humana, se ha podido determinar los mecanismos de acción del porqué funciona, siendo uno de los motivos principales que ayuad a mejorar la flexibilidad conductual. La flexibilidad conductual, explicado de manera sencilla, vendría a ser la posibilidad de generar nuevas respuestas o formas de actuar en determinados contextos. Como comúnmente se dice:

“si haces siempre lo mismo, tendrás los mismos resultados”

Pues eso, la flexibilidad conductual consiste en romper patrones rígidos de conducta. Establecer nuevas formas de interactuar con el mundo para conseguir estar mejor.

 

¿Cada cuánto y cuándo meditar?

Esto es como un deporte, por regla general, cuanto más practiques, más rápido podrás notar los cambios en tu vida, la mejoría.

Entonces, ¿a más mejor?

No necesariamente. Si te marcas unos objetivos desmedidos, probablemente no los puedas llevar a cabo, te frustres y abandones abrumado por la carga de trabajo.

Por lo tanto, puede ser mejor dedicar 5 minutos cada día, en vez de marcarse como objetivo meditar 30 minutos cada día, y dejarlo a los 3 días.

Las metas, tienden a ser más abordables paso a paso.

¿Tengo que usar siempre estos audios?

No. Lo ideal es que los uses para aprender qué es la meditación, y en qué consiste. A menudo, la meditación se explica con metáforas tipo orientales, y lo cual, no es por casualidad o capricho. Y es que si intentamos explicar qué es la meditación, se puede hacer desde una afirmación tan sencilla como:

“Concentrar tu atención en determinado estímulo”

Pero eso no aporta mucho a la persona interesada en la meditación. Y es que efectivamente, la experiencia de la meditación es algo mucho más amplio, por eso lo mejor es practicar, y la mejor forma de empezar a practicar al  iniciarse es con un guía. Solo entendemos qué es la meditación cuando meditamos.

Antes decíamos que es como un ejercicio, y así es. Podría ser que nos pusiéramos a practicar un deporte nuevo, y hasta haber jugado unos cuantos partidos, no acabáramos de entender de qué va, como se juega,  sus reglas… Por eso, necesitamos jugar unos cuantos partidos hasta entenderlo. Y a más partidos jugados, más aprenderíamos, más buenos seríamos y más beneficios para nuestra salud derivados del ejercicio físico obtendríamos.

 

¿Por qué no tienen música relajante y cómo beneficiarme de la meditación en todas la áreas de mi vida?

La meditación no necesariamente tiene por objetivo la relajación, aunque la puede traer como efecto secundario. El objetivo final es podernos beneficiar de la meditación en todas las áreas de nuestra vida, ¿correcto?

De la misma manera que todas las áreas de nuestra vida no tienen “música relajante”, tampoco es oportuno que la meditación la tenga. De lo contrario, podríamos estar limitando el aprendizaje, al hacerlo dependiente de condiciones contextuales como la “música relajante”

Las meditaciones guiadas de estos audios, proponen una práctica formal, es decir, sentarse, en silencio….

Pero el objetivo es poder beneficiarse de lo aprendido en la práctica formal a nuestra vida cotidiana.

Se trata de ir integrando lo que aprendemos en la práctica formal, a una forma más informal. También hay meditaciones dinámicas, como el yoga o incluso la meditación de lavar los platos.

Puedes por ejemplo, empezar a meditar de manera informal algún día dando un paseo tranquilamente, o contemplando un paisaje. Puedes empezar por ahí, e ir mejorando hasta que puedas incluso meditar incluso en los momentos más tensos, por ejemplo,  durante un conflicto interpersonal con tu  jefe o tu pareja.

 

Breve explicación de cada una de estas meditaciones guiadas para la práctica de la atención plena

 

Si quieres saber más sobre el mindfulness puedes pinchar este enlace.

Meditación de la Respiración

Esta meditación milenaria consiste en aprender a observar con atención plena  la respiración. Con ello se ejercitan las habilidades principales para adquirir  todos los beneficios de la meditación. Tal vez pueda parecer algo simple, sin embargo, sin ser un ejercicio fácil, ofrece al meditador una experiencia profunda, llena de enseñanzas valiosas.

Inspirada en una meditación de Jon Kabatt-Zinn

Voz: Artús Alcácer

 

Meditación de la Naturaleza de las Sensaciones

 

Destinada a entender la naturaleza de las sensaciones y emociones, y cómo estas se relacionan con el contenido de la mente y con el contacto con los estímulos de nuestro entorno. Conocer esta naturaleza, es conocerse mejor, y poder actuar de manera más acorde con lo que es importante.

Inspirada en una meditación de  Hayes et al

Voz: Artús Alcácer

 

Meditación de la Aceptación de las Emociones

Es una técnica de meditación milenaria que nos muestra el camino para no engancharnos a las emociones,  aprender de ellas, tal como son, para así poder caminar hacia aquello que nos importa.

Inspirada en una meditación de Russ Harris

Voz: Artús Alcácer

 

Meditación de la Auto-compasión

Esta meditación Guiada Mindfulness Consiste en fomentar la auto-compasión. Se puede emplear para trabajar directamente sobre períodos dolorosos de la vida, o sanar heridas por situaciones que vivió la persona que fuiste. Reparentalizar al niño que fuiste.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: